“No hay integración si no hay una integración política y una integración económica”

Se reproduce entrevista publicada en la Revista N° 2 del Parlasur.

Dr. Rosinha, de 64 años, ejerció como Diputado Federal en Brasil durante cuatro magistraturas consecutivas, entre los años 1998 y el año 2015. Fue integrante de la Representación Brasileña en el Parlamento del MERCOSUR y ejerció la Presidencia del mismo entre el 2008 y el 2009; entre el 2003 y el 2005 también ejerció la Presidencia de la Comisión Parlamentaria Conjunta, nexo entre el Congreso Brasileño y lo que actualmente es el PARLASUR.

Como Alto Representante General del MERCOSUR, el Dr. Rosinha debe representar al Bloque Regional en reuniones con otros bloques y organismos internacionales, coordinar misiones de observación electoral, presentar propuestas vinculadas al proceso de integración y liderar trabajos relativos al plan de acción del Estatuto de la Ciudadanía del MERCOSUR.

Revista PARLASUR: ¿Cuáles son los retos del MERCOSUR para el 2015? ¿En qué áreas o temáticas deben avanzar?

Dr. Rosinha: Asumí un cargo para complementar una gestión, asumí en un momento que ya había un programa para el Alto Representante y es mi trabajo continuar el mismo plan. Este plan tiene como principal objetivo la Integración Productiva del bloque.

Otro objetivo es la construcción de la ciudadanía, creo que necesitamos avanzar y mucho en este proceso, y no solamente en la Integración Productiva o Comercial, entiendo que es necesario algo más. Por ejemplo, si estoy generando empleo en un determinado país, yo tengo que reconocer la ciudadanía del trabajador, quien tiene el derecho de emigrar con todas las garantías, y así evitar que migre clandestinamente para el trabajo.

Entonces, tenemos dos objetivos: continuar con la Integración Productiva y Comercial y trabajar para la construcción de la Ciudadanía.

RP: ¿Cree usted que deben hacerse cambios en el MERCOSUR para avanzar en el proceso de Integración Latinoamericana?

DR: El MERCOSUR, como cualquier otro bloque,sufre cambios constantes; nunca será completa la integración y nunca será perfecta. Es dinámico el cambio, tal vez no sea con la rapidez que necesitamos o deseamos, pero siempre hay cambios; basta mirar cuando empezó el MERCOSUR hace 24 años y lo que es hoy en día.

Antes se discutía solamente sobre el comercio, que fue el origen del MERCOSUR, basta mirar el nombre, MERCADO COMÚN, solamente comercio, solo se hablaba del mercado, con el tiempo esto fue cambiando, y hoy se busca la corrección de déficit democrático fruto de ese origen a través de la construcción de Ciudadanía del MERCOSUR, es un cambio completo, un cambio constante, claro que también se necesitan otros cambios en el momento.

Siempre digo que a principios de siglo hubo un cambio importante cuando los entonces Presidentes Inácio Lula da Silva de Brasil y Néstor Kirchner de Argentina firmaron el Consenso de Buenos Aires; que después se transformó en el plan de trabajo 2004-2006, en ese momento el MERCOSUR ganó otra dimensión. Creo que este plan de trabajo aún está inconcluso, es importante retomarlo para concluirlo y esto también sería un cambio muy importante.

RP: ¿Cuáles son los logros de sus antecesores brasileños en el cargo?

DR: Son importantes mis antecesores, el primero, Samuel Pinheiro Guimarães, tuvo la iniciativa de planificar todo lo que es y significa como cargo el Alto Representante, de construir una función que había solo en papel pero no como tal, en concreto. Samuel Pinheiro consiguió dar una base al Alto Representante hacerlo conocido y respetable.

Después, Ivan Ramalho, continuó el mismo plan pero ahora ejecutando. Sí, antes hubo planificación, pero no hubo tiempo de ejecutar. Entonces Iván continuó ejecutando, principalmente fortaleciendo la Integración Productiva, y ahora es mi tarea continuar reforzando la consolidación de la ciudadanía.

RP: ¿Qué proyectos les quedan por hacer que aún no ha logrado conseguir?

DR: Hay muchos sueños despiertos. Creo que hay una crisis económica mundial muy grande y en América de Sur hay una cierta crisis política, pero solo en ciertos países; es importante superar esta crisis política. Esta crisis política no se da solamente en relación a los gobernantes, se da en relación a la credibilidad que el pueblo, principalmente las generaciones más jóvenes, mucho jóvenes que por la forma en que se construyó la vida, no creen, no entienden a los políticos y a los partidos políticos.

Es esta falta de credibilidad la que genera una crisis importante, tengo una crisis económica y una crisis política. En este caso se agrava la crisis económica porque necesito de la política para superar la crisis económica. Sería muy importante que todos los países consiguieran superar esa crisis política y después retomar el crecimiento económico a través de la integración. No hay integración si no hay una integración política y una integración económica.

No es un momento fácil para tener sueños a corto plazo. Imagino que en un plazo un poco más lejano podamos retomar el debate político y económico en la región. Y a partir de ese debate generar una propuesta o un plan de trabajo un poco distinto del que se ejecuta hoy.

Pero yo soy optimista, creo que es posible porque muchas de las críticas que son hechas en la calle son injustas, porque son fruto de la manipulación externa y por la manipulación interna, de aquellos que quieren cambiar la política económica, de regreso al neoliberalismo por ejemplo.

Es importante que el pueblo empiece a estudiar un poco la integración, porque es un tema que se deja más a los gobernantes, a los que ejercen los altos cargos políticos, pero el MERCOSUR afecta la vida de todos. Por ejemplo, en el momento que se define una tarifa externa común de la leche y sus derivados, de un 20 % o 30%, se cambia internamente a los países.

Otro ejemplo claro son los juguetes, en 2010, el 80% de los juguetes vendidos en MERCOSUR eran chinos. Hoy en día ese número es del 50%, esto gracias a la Integración Productiva. Esto cambia la vida de las personas, porque esto genera empleo para muchas personas. Y digo esto porque todos los países quieren participar en esta Integración Productiva.

Entonces, yo creo que los gobernantes progresistas, los gobernantes que tienen un compromiso con el pueblo van a vencer esta crisis a través del debate político, a través de la información, porque hay mucha manipulación, especialmente a través de las redes sociales. Las personas no consiguen leer todo lo que hay e interpretar eso, se confunden las mentiras con las verdades, y para aquellos que tienen poca información las mentiras de toman como verdad, este es el desafío de hoy en el MERCOSUR, superar la crisis política para recuperar la confianza, para avanzar en economía e integración.

Agencia PARLASUR MA - PB - Revista N° 2 del Parlasur